Tesla como futuro proveedor de energía de Estados Unidos

  •   Le 06/09/2021 à 09h32
  •   HARMANT Adeline

Recientemente se ha informado de que Tesla, empresa especializada en el diseño y la producción de vehículos eléctricos, ha solicitado, a través de una de sus filiales, convertirse en proveedor de electricidad en el estado norteamericano de Texas. El grupo también ha solicitado el almacenamiento de la energía que se producirá. Te contamos más sobre este nuevo negocio de Tesla y los detalles.

67% de las cuentas de inversores minorista pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Publicidad para operar con los CFD en eToro

El mercado energético de Texas es un mercado atípico:

El 16 de agosto, Tesla envió un documento PDF de 33 páginas a la Comisión Pública de Texas a través de su filial Tesla Energy Ventures. Este documento no era otro que una solicitud de esta filial para convertirse en proveedor de energía al por menor en este estado.

Es importante entender que el mercado de la energía en el Estado de Texas es un mercado relativamente atípico y que está sufriendo una importante desregulación.

En concreto, el negocio de los REP o proveedores de energía consiste aquí en la compra de energía a varios productores con el fin de revenderla a los consumidores. En el Estado de Texas hay no menos de cien productores de energía diferentes. Por tanto, la competencia es, lógicamente, muy fuerte.

Por ello, los observadores que se interesaron por este anuncio esperan que el grupo Tesla pueda entrar en este mercado con un enfoque diferente.

 

Tesla trabaja en el almacenamiento de energías renovables:

También es importante señalar que Tesla ha presentado una segunda solicitud paralela, esta vez para la instalación de varios centros de almacenamiento de energía en baterías en Texas. El primer proyecto menciona 250 megavatios de capacidad cerca de la fábrica de Tesla Giga Texas en Austin y el segundo proyecto se refiere a 100 megavatios cerca de Houston.

Por supuesto, y no es de extrañar, todavía no tenemos todos los detalles sobre estos dos proyectos, pero las recientes declaraciones de Elon Musk nos dan algo de esperanza. Hace tiempo que cree que los principales obstáculos que impiden que las energías renovables se conviertan en la mayoría del mix energético son, por un lado, la irregularidad de su producción y, por otro, el problema del almacenamiento.

Tesla ha trabajado para encontrar soluciones a estos dos problemas con su Techo Solar y su Tesla Powerwall, que también está destinada a los particulares, así como con varias grandes instalaciones de almacenamiento.

Si se convierte en proveedor, Tesla podrá así poner en práctica toda su visión sobre la producción, el almacenamiento y la distribución de energía, y podemos imaginar que el grupo tiene la intención de extender su ambición a otros estados de Estados Unidos si tiene éxito en Texas. Queda por ver qué otros detalles tienen estas ambiciones, ya que Tesla no los ha comunicado.