¿Qué es el straight through processing?

Quizás ya haya visto el término straight through processing, o STP, al navegar por sitios web especializados en las finanzas o las inversiones en línea. Pero ¿qué significa realmente este término y en qué consiste este proceso? Es lo que le proponemos descubrir aquí gracias a algunas explicaciones sencillas y precisas.  

¡Opere con el STP!
¿Qué es el straight through processing?
Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 65% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
Valoración: 3.95 21 votos

 

¿Qué es el straight through processing?

El nombre STP o straight through processing hace referencia a un sistema de tratamiento de las operaciones financieras de forma directa, es decir de forma continua y sin tiempo de espera.

Encontramos esta expresión principalmente en el campo de las finanzas y especialmente en lo que respecta a los brókeres. Así pues, los que utilizan los STP tratan las órdenes y las cotizaciones en tiempo real.

Este término fue inventado en Estados Unidos cuando se estableció la reforma que consistía en reducir a tres días el pago y el envío de las transacciones de acciones en Bolsa. Anteriormente este plazo era mucho más largo. Desde entonces, este sistema lo utiliza la gran mayoría de bancos y brókeres que usan pasarelas informáticas, permitiendo así el tratamiento casi instantáneo de las órdenes de sus clientes.
El objetivo aquí es, por supuesto, una mayor coherencia y un seguimiento más rápido de las evoluciones de las cotizaciones en función de las órdenes dadas.

 

Las ventajas del straight through processing

Para los inversores no hay duda de que el sistema de straight through processing supone ventajas innegables. La primera es la garantía de que la orden ejecutada se llevará a cabo con la cotización observada en directo. Si no hubiera una garantía, podía haber una diferencia significativa entre el precio al que se compra o se vende una posición y el precio real del activo, lo que puede conllevar sensibles pérdidas.

Este mismo STP presenta una ventaja similar para el bróker, que podría perder dinero igualmente, ya que las órdenes de los clientes se llevan a cabo a través de su intermediario. Hoy, la gran mayoría de brókeres del mercado bursátil utiliza este proceso de transmisión en continuo, lo que garantiza un uso óptimo tanto por su parte como por parte del cliente.

 

Cómo saber si una plataforma utiliza el straight through processing

Como acabamos de ver, la gran mayoría de las plataformas de trading en línea ya utilizan el STP. Pero si quiere estar seguro, basta con ir a la página que describe la plataforma u otra solución técnica propuesta, y comprobar que figuran las siglas STP.

Si no encuentra esta información no dude en ponerse en contacto con el servicio técnico que le sacará de dudas.

 

¿Cómo funciona concretamente el Straight Through Processing?

Antes de intentar explicarle el funcionamiento concreto del sistema STP, es importante comprender que los mercados financieros son inmensos y llevan a cabo transacciones muy grandes cada día, las cuales tienen lugar cada minuto o incluso cada segundo. El enorme volumen de transacciones llevadas a cabo es, pues, impresionante y requiere una muy fuerte reactividad.

En efecto, cuando un trader se conecta a su plataforma de trading y pone órdenes de compra o venta, ¿qué pasa realmente? Dicho de otra forma, ¿cómo utiliza el bróker esta información?

Para comprenderlo, diferenciaremos aquí lo que ocurre en front-end, y que en este caso corresponde a lo que el trader ve en su interfaz de trading en línea, y lo que ocurre en back-end, es decir lo que el bróker que recibe la información tramita concretamente. Cuando el trader observe gráficos, botones de órdenes o datos sobre el tamaño de su cuenta o las posiciones abiertas, el bróker tendrá que gestionar estos mismos datos, así como los de miles de otros traders que invierten de forma simultánea.

Desde su creación, las plataformas de trading han avanzado mucho desde un punto de vista técnico y estos datos se transmiten de forma muy rápida, en cuestión de milisegundos, o incluso a veces en micro o nanosegundos.

Una transacción requiere varias partes que ponen la orden y la ejecutan. De este modo, el comprador es la contraparte principal en una transacción de venta, y el vendedor es la contraparte en la transacción de compra. El bróker o corredor es el que sirve de enlace entre las dos partes y el que utiliza un proveedor de liquideces, casi siempre un gran banco, el cual se encarga de proporcionar los precios a las diferentes partes.

En lo que respecta a las transacciones para las divisas, las cosas son un poco diferentes porque no existe una plaza financiera dedicada al mercado de valores, o, dicho de otro modo, no hay ningún lugar físico ni registro físico de las ejecuciones y las transacciones. El conjunto de transacciones se lleva a cabo de forma virtual.

En ambos casos, el bróker encargado de tramitar la transacción la localizará y hará que corresponda a una contraparte inversora en el sentido opuesto. En este caso podrían existir conflictos de intereses debido a la propia estructura del mercado, que está ocupada principalmente por traders de bajo capital. Para estas transacciones es necesario que haya fuertes liquideces y claro, un proveedor de liquideces como un banco no venderá de forma individual a estos traders de bajo capital, ya que esto requeriría demasiado tiempo y le saldría demasiado caro. En ese momento interviene el servicio STP de corredores, que permite fraccionar casi en tiempo real los grandes volúmenes de transacción de la parte compradora o vendedora, y permite así a los negociantes que lo deseen tomar posiciones para la compra o la venta de estos mismos activos. Así, lo único que necesita el trader para tomar una posición compradora o vendedora es hacer clic en un botón de orden, y esto solo lleva unos microsegundos.

Los corredores que utilizan el sistema STP permiten de este modo que inversores particulares accedan al mercado interbancario en el que los diferentes proveedores de liquideces proponen los activos con los que operar. Gracias a este sistema los corredores pueden variar los precios en función de la fuerza de la oferta y de la demanda en el mercado.

 

Por qué la mayoría de los brokers actuales utilizan el Straight Through Processing

El sector de actividades de servicios financieros creó la tramitación directa de los datos que ofrece el Straight Through Processing y hoy en día está perfectamente adaptada a los mercados bursátiles y financieros por sus numerosas ventajas.

En efecto, el sector de las finanzas, contrariamente a los otros sectores de actividad, como por ejemplo los industriales de fabricación de bienes, no negocia bienes físicos que requieren, por ejemplo, un almacenamiento o una expedición, con los costes y riesgos que ello representa. Los mercados financieros venden en realidad derechos de propiedad y obligaciones que pueden traducirse mucho más fácilmente en lenguaje informatizado.

Desde 1970, los investigadores han podido aprovechar la informática y sus redes para tramitar estos datos por ordenador. Señalemos que el inicio electrónico solo experimentó una verdadera generalización en los años 90, bastante más tarde.

En los servicios del mundo financiero, la tramitación automatizada e informatizada de los datos integra diferentes funciones primordiales, como la automatización parcial de las funciones de back-office como la contabilidad o la auditoría, así como la tramitación automatizada de pagos o la autentificación y verificación de clientes. El hecho de disfrutar de una tramitación directa de estos datos gracias al sistema STP ha permitido reducir las necesidades de comunicación, como llamadas telefónicas, entre las diferentes partes, vendedores y corredores de algunos mercados. Esto también ha permitido disminuir la dependencia a algunas máquinas y aparatos tecnológicos como los faxes.

Anteriormente, y antes de que apareciera este sistema de tramitación en directo, la mayoría de transacciones se llevaba a cabo mediante otro sistema llamado T + 3, el cual se le sigue oponiendo hoy en día, y que funciona, como su nombre indica, con un ciclo de pago-entrega de tres días. Esto significa concretamente «fecha de transacción + 3 días». En este caso, el vendedor de un título debía dar el certificado en papel de su acción y después, en un plazo máximo de 3 días laborables, el comprador debía pagar la transacción.

Teniendo en cuenta las explicaciones que acabamos de proporcionarle, escoger un bróker utilizando el Straight Through Processing es sin duda alguna una buena idea, ya que estos corredores son los únicos que pueden ejecutar sus órdenes en directo. Así puede disfrutar de una reactividad imparable y ver en tiempo real cómo se abren y se cierran sus posiciones sin tener que esperar, ya sea en los gráficos o en el saldo de su cuenta. Así pues, no tiene nada más que hacer aparte de apretar un botón para que la transacción se tramite y se registre de forma casi instantánea.

Opere en directo y de forma continua con el straight through processing

Si se inscribe en una plataforma de trading moderna y de calidad usted también podrá aprovechar el sistema STP para operar. No dude en inscribirse ya mismo.

¡Opere con el STP!*
Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 65% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.