Intel: El líder de los semiconductores vuelve a ser superado

  •   Le 05/07/2021 à 07h27
  •   DEHOUI Lionel

En el año 2021, el grupo estadounidense Intel tenía previsto entregar el superordenador más potente del mundo al Laboratorio Nacional de Argonne (Illinois). La capacidad de esta tecnología es de mil millones de operaciones por segundo (o 1 exaflop).

67% de las cuentas de inversores minorista pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Publicidad para operar con los CFD en eToro

AMD supera a Intel con 1,5 exaflops de potencia de supercomputación

La nueva máquina que prepara Intel combina "computación intensiva e inteligencia artificial". Se espera que se produzcan avances en los campos de la salud, la neurociencia y el clima. Sin embargo, los problemas de producción del nuevo procesador han retrasado el lanzamiento de la máquina.

Como resultado, Intel fue puesta en la pole por su competidor americano AMD. Este último también estaba produciendo un superordenador que estará listo en 2021, según lo previsto. Más potente, la tecnología de AMD tendrá una capacidad estimada de 1,5 exaflops, mientras que Intel está en 1 exaflops. Una situación que no es inusual para Intel.

Este último golpe es un nuevo revés para el inventor del microprocesador. A pesar de ello, la empresa con sede en Santa Clara (California) sigue siendo la principal dueña del chip. Tiene una cuota de mercado mundial del 15,6%, por delante de Samsung Electronics. En el sector de los PC, tiene el monopolio del 80% del mercado y en el de los servidores, cubre el 90% del negocio.

 

Dimite el consejero delegado de Intel

Debido a la crisis sanitaria, elordenador se ha convertido en la herramienta preferida para mantener la continuidad de la empresa. Ha demostrado ser indispensable a varios niveles, dijo Stéphane Nègre, presidente de Intel Francia. En la desaceleración de los últimos años, el mercado de los ordenadores personales ha experimentado una recuperación sin precedentes en la última década. Naturalmente, Intel se ha beneficiado de ello.

El año pasado, sus ventas ascendieron a 78.000 millones de dólares, lo que supone un aumento interanual del 8%. Sin embargo, esta buena racha no puede eclipsar las frustraciones que han asolado a la empresa de 111.000 empleados en los últimos meses.

En verano, debido al mismo retraso en la fabricación de los chips de nueva generación, la cotización cayó un 20%. En un día, el valor de mercado de más de 40.000 millones de dólares estadounidenses se esfumó. No es de extrañar que Bob Swan, consejero delegado de Intel, tuviera que dimitir en enero. Fue sustituido por Pat Gelsinger, que se convirtió en el tercer jefe del grupo en tres años.

 

El grupo necesita un líder visionario que sepa de tecnología

La nueva elección fue aplaudida por Scotten Jones, ejecutivo de IC Knowledge. Se trata de una empresa con sede en Georgetown, Massachusetts, especializada en la modelización de costes en la industria de los semiconductores. Según el jefe, la mayoría de los sucesivos dirigentes de Intel han tenido una formación financiera.

Sin embargo, cree que una empresa como Intel, que no deja de innovar en materia de tecnología, debe ser dirigida por otros perfiles. Lo ideal es que el timón lo lleven personas con visión de futuro y excelentes conocimientos técnicos.

Eso es lo que ve en Pat Gelsinger . Ex jefe de la empresa de informática VMware, comenzó su carrera en Intel a los 18 años. Intel financió su investigación en ingeniería eléctrica en la Universidad de Santa Clara y la Universidad de Stanford. Fue ascendiendo paulatinamente hasta convertirse en el director de tecnología de la empresa.