Esker aumenta su dividendo para el ejercicio 2020 y eleva sus objetivos para 2021

  •   Le 28/05/2021 à 07h23
  •   DEHOUI Lionel

Como es habitual en muchas empresas, al final de cada ejercicio se hace una propuesta de reparto de dividendos a los accionistas. Por lo tanto, el Grupo Esker ha decidido aumentar el dividendo que se distribuirá para el año fiscal 2020. Esta decisión está respaldada, en particular, por los mejores resultados registrados por la empresa el año pasado y a principios de 2021. Al mismo tiempo, ha aumentado sus objetivos para este año.

Esker aumenta su dividendo para el ejercicio 2020 y eleva sus objetivos para 2021

Facturación y tesorería en el primer trimestre

Esker, especialista en automatización de documentos empresariales, ha registrado unos ingresos de 31,0 millones de euros en el primer trimestre de 2021. La empresa registró un aumento del 14% a tipos de cambio constantes. A los tipos de cambio actuales, el crecimiento de los ingresos fue del 10%.

A pesar de la situación económica que reina en todo el mundo desde hace varios meses debido a la crisis sanitaria, el Grupo ha logrado el mejor trimestre de su historia. Además, la salud financiera del Grupo fue buena en los tres primeros meses del año. A finales de marzo de 2021, su posición de tesorería era de 48,5 millones de euros.

La posición de tesorería neta del Grupo es de 34,9 millones de euros, frente a los 19,6 millones de euros del mismo periodo del año anterior. A 31 de marzo de 2021, Esker tenía aproximadamente 140.000 acciones propias. Esto da a la empresa la autonomía financiera necesaria para seguir su estrategia basada en la aceleración del crecimiento orgánico combinada con operaciones de crecimiento externo.

 

Se revisa al alza la propuesta de distribución de dividendos

Los resultados de Esker en 2020 en términos de ingresos y ganancias han permitido a la empresa abordar el año fiscal 2021 con mucha confianza. Además, en los últimos tres meses, su actividad empresarial ha vuelto a tener un nivel de crecimiento de dos dígitos.

En este contexto favorable, el grupo francés considera que retomará su política de redistribución dinámica de los resultados a los accionistas del año pasado. Como recordatorio, el especialista en desmaterialización de documentos de gestión había decidido revisar a la baja el dividendo pagado para el ejercicio 2019.

Esta decisión se ha tomado debido al difícil contexto de la crisis sanitaria. Además, para el ejercicio 2020, la dirección de la empresa tiene previsto proponer un aumento del 51,5% del dividendo, hasta 0,50 euros por acción. Esta propuesta se hará en la Junta General de Accionistas prevista para el 16 de junio.

 

Mejora de las perspectivas para 2021

Sobre la base de los resultados positivos obtenidos en el primer trimestre de 2021, Esker ha elevado sus objetivos para este año. Como resultado, la empresa espera ahora lograr un crecimiento orgánico de entre el 15% y el 16% para todo el año fiscal en curso. Como resultado, se espera que la facturación de la empresa alcance unos 130 millones de euros en 2021.

Esta previsión de ventas se realiza bajo el supuesto de que el tipo de cambio euro/dólar no varía al final del ejercicio. Si el grupo logra este nivel de crecimiento, su rentabilidad operativa debería situarse entre el 12% y el 15% para todo el año.