Evolución del precio y cotización del oro

Valoración: 3.92 25 votos
 

Cuando decidimos comprar y vender en bolsa nosotros solos, a través de una plataforma de trading en línea, es esencial poder realizar análisis técnicos rápidos que nos permitan anticipar lo mejor posible las tendencias del momento y las futuras.  Sin embargo, para ello es preferible seguir la cotización en directo y no los gráficos históricos.  

 

¿Cómo se determina el precio del oro?

El precio del oro, calculado en dólares por onza, es uno de los más inestables pues varía con fuerza ya sea a corto o largo plazo. Estas variaciones se deben a los diferentes factores que influyen, a la alta o a la baja, en su valor.

Por supuesto, lo que determina el valor real de la onza de oro en un momento preciso es, antes que nada, la diferencia entre la oferta y la demanda a nivel mundial. Sin embargo, la demanda también se ve influenciada por diversos elementos.

 

Un análisis pertinente de la cotización del oro en directo

Para realizar un análisis pertinente de la cotización del oro en directo, es necesario elegir un gráfico que se actualice en tiempo real. Naturalmente, también debe elegir el momento en el que va a realizar este análisis. El mercado del oro tiene mucha más actividad en algunos momentos como el fin de semana, donde presenta una menor inestabilidad.

Tampoco hay que descuidar el tipo de gráfico que se va a utilizar. Si compra o vende oro a corto plazo, escoja gráficos en cinco minutos con candelabros japoneses, más precisos en cuanto a las microtendencias. Si, por el contrario, desea comprar o vender a medio o largo plazo, escoja gráficos históricos por hora o por día.

 

Análisis fundamental del oro en directo

Tampoco olvide que el análisis fundamental es tan importante como el análisis técnico. Por otro lado, aparte de los gráficos en tiempo real, se recomienda conectarse a un calendario económico de calidad, el cual le indicará los acontecimientos económicos importantes del día.

 

Datos que se deben tener en cuenta para analizar el precio y el valor del oro

Entre los datos que tienen una mayor influencia sobre los precios del oro se encuentran:

  • el valor del dólar.
  • la salud financiera de los países importadores.
  • el nivel de riesgo de los otros mercados financieros.

Por lo tanto, debe tener en cuenta estos elementos y los datos históricos para realizar un buen análisis de los precios y del valor del oro.

 

¿Cómo identificar la tendencia del precio del oro?

A pesar de la reciente baja de precios, el oro es un activo que aún sigue interesando a muchos inversores. Pero para esperar hacer beneficios a corto o largo plazo con esta materia prima, es esencial acoplar a un buen análisis técnico, un análisis fundamental preciso en función de los datos económicos que más influyen en la cotización del oro. Pasamos a comunicarle los principales indicadores que deben seguirse.

 

Las diferentes tendencias del precio del oro y su representación gráfica

Como para cualquier otro activo, podemos diferenciar tres grandes tipos de tendencias en el precio del oro, que son la tendencia bajista, alcista o plana (u horizontal).

  • Una tendencia alcista se caracteriza por una curva ascendente más o menos marcada según la fuerza de la misma.
  • Al contrario, una tendencia bajista se caracteriza por una curva descendente más o menos marcada también.
  • Por último, una tendencia plana u horizontal se representa mediante una línea llana o marcada con sólo algunos micromovimientos que muestran una cierta neutralidad.

Por supuesto, es preferible tomar posiciones para la compra del oro al principio de una tendencia alcista o para la venta al principio de una tendencia bajista. Le recomendamos no tomar posiciones cuando se trata de una tendencia plana.

 

Cómo anticipar una tendencia para el precio del oro

Como acabamos de ver, el mejor momento para tomar una posición para la compra o la venta respecto al precio del oro es al principio de una tendencia alcista o bajista. Pero aún así, para hacerlo es necesario poder anticipar este inicio de la tendencia. Para ello existen diferentes métodos.

El primer método, que es sin duda el más sencillo, consiste en esperar el inicio real de una tendencia para tomar posiciones. Sin embargo, en este caso habrá que asegurarse de la fuerza de esta tendencia. Un inicio de tendencia alcista o bajista que va en el sentido de un acontecimiento económico importante tiene muchas posibilidades de continuar y crecer. Una tendencia también puede ser muy fuerte cuando la tendencia anterior ha alcanzado un umbral crítico antes de que cambie.

Esto nos lleva al segundo método de anticipación de la tendencia para el precio del oro. Éste consiste en utilizar estos umbrales psicológicos, representados por los puntos pivote o los niveles de soporte y resistencia.

  • Un punto pivote es un nivel de precio que podría suponer un cambio importante de tendencia al alza o a la baja.
  • Un nivel de soporte es el nivel bajo crítico de una tendencia bajista. Su ruptura conllevará una aceleración de la baja y su continuación una inversión al alza.
  • Un nivel de resistencia es el nivel alto crítico cuya ruptura conlleva una continuación alcista y cuya adherencia un cambio bajista.

 

Dónde consultar gráficos de la cotización del oro en directo

Si desea consultar gráficos de calidad para el oro, lo ideal es registrarse en un bróker en línea que le permitirá tanto especular con la cotización del preciado metal amarillo como seguir su evolución en directo y en tiempo real.

Los gráficos de los brokers presentan numerosas ventajas, como la de permitir visualizar los principales indicadores técnicos y personalizar estas visualizaciones. Con solo unos clics puede ver rápidamente las señales de compra y venta para diferentes períodos y establecer así estrategias más precisas sin tener que llevar a cabo análisis técnicos complejos y específicos usted mismo.

Además, los corredores en línea le indicarán de una forma más directa sus previsiones para la cotización del oro gracias a señales de calidad. Sin embargo, se aconseja inscribirse en un bróker regulado que respete la legislación en vigor en su país, como los que le presentamos en este sitio web. Así tendrá la garantía de invertir en una plataforma de trading de calidad que integra gráficos para el oro completos y personalizables, y que le permite invertir de una forma sencilla pero eficaz en la cotización del preciado metal amarillo.

Por otro lado, no olvide utilizar el análisis técnico de los precios del oro en paralelo a un análisis fundamental que integre las novedades económicas de este sector. También encontrará estas novedades en su bróker, el cual le proporcionará datos de calidad en tiempo real.

 

Cómo llevar a cabo un análisis gráfico sobre el oro

Ahora que sabe cómo acceder a estos gráficos, lo que necesita es saber interpretarlos. Los inversores en oro se basan mucho, en efecto, en las señales técnicas para tomar posiciones. Así pues, será interesante saber interpretar los diferentes indicadores para prever las futuras tendencias. Para ello le aconsejamos utilizar primero los niveles de soportes y resistencias, que generalmente son los puntos de salida para que la tendencia continúe o cambie, según si la cotización los sobrepasa o no. Las medias móviles también pueden ser interesantes.

Sin embargo, independientemente del indicador técnico que utilice, no debe olvidar consultar también los datos fundamentales, como el valor del dólar, que influyen mucho en las tendencias del oro.

 

Herramientas y funcionalidades útiles para analizar la cotización del oro

Si no es experto en finanzas o especialista del mercado del oro, probablemente se pregunte si tiene las capacidades necesarias para llevar a cabo usted mismo un análisis correcto de la cotización del preciado metal amarillo para establecer estrategias rentables. Por suerte, la mayoría de los corredores en línea que proponen CFD para el oro ponen a disposición de sus usuarios herramientas y funcionalidades prácticas que les permiten anticipar lo mejor posible las futuras variaciones de la onza de oro. A continuación le presentamos una lista de herramientas que puede utilizar:

  • los gráficos personalizables: muy sencillos de comprender e interpretar, los gráficos de la cotización del oro en directo le permiten visualizar uno o varios indicadores técnicos de los que más utilizan los traders. Al multiplicar estos indicadores tendrá más posibilidades de detectar una tendencia fuerte y duradera o un cambio de situación;
  • el calendario económico: esta herramienta le permite disponer de una visión de conjunto de los principales acontecimientos esperados a corto y medio plazo en la esfera financiera y económica. Encontrará algunos datos útiles para el análisis de la cotización del oro, como las decisiones de los grandes bancos centrales o la evolución de los tipos de interés del dólar estadounidense;
  • las señales de trading: numerosas plataformas de trading reguladas proponen a sus clientes señales de trading en directo para diferentes activos, entre los que se encuentra el oro. Se trata de señales de compra o venta obtenidas mediante un algoritmo que analiza en directo la cotización del oro. Las señales determinan el sentido más probable de la evolución de esta cotización a corto plazo. Un índice de fiabilidad le indicará el grado de confianza de cada señal;
  • las noticias en directo: algunas noticias importantes pueden influir en la cotización del oro de una forma muy pronunciada. A través de su corredor podrá escoger un flujo de noticias en directo respecto a los acontecimientos relacionados con el oro;
  • el trading social: por último, los módulos de trading social son herramientas cada vez más solicitadas por los traders que no tienen demasiada experiencia. Permiten seguir en directo las posiciones que han tomado los mejores traders e incluso copiarlas de forma automática. Esto significa que ya no tiene que llevar a cabo ningún análisis usted mismo.

En definitiva, el análisis de la cotización de la onza de oro en directo es accesible a todos. Basta con saber utilizar las herramientas y funcionalidades adecuadas para obtener indicaciones fiables respecto a las tendencias más probables en el futuro. Así pues, no dude en utilizar esta valiosa ayuda y multiplicar los indicadores para obtener señales lo más fiables posible y ganar dinero.

 

Riesgos que pueden hacer que baje la cotización del oro

Evidentemente, el mercado del oro no está exento de riesgos y así lo demostró la historia en 1980 cuando el precio del oro cayó repentinamente. Aunque el oro sigue siendo un valor muy atractivo debido  al propio hecho que corre muy pocos riesgos en los mercados, algunos acontecimientos pueden contribuir a hacer disminuir su cotización. Pensamos, por ejemplo, a la venta de grandes volúmenes de oro por los bancos centrales que pueden, por supuesto, afectar las cotizaciones del oro a corto y medio plazo. Por otra parte, los riesgos vinculados a la salud económica de un país y los períodos de crisis económicos no son de mal augurio para el metal amarillo, al contrario, puesto que el oro se convierte en un verdadero valor refugio en este caso preciso.

 

Primera explicación: La BCE y Chipre

Hace poco tiempo, una decisión de la BCE impulsó a Chipre y más concretamente a su banco central a liquidar al menos 10 toneladas de oro de sus reservas. Pero este fenómeno no explica por sí solo los temores de los inversores. Estos últimos temen mucho más que, al igual que Chipre, otros bancos centrales se vean en la obligación de revender una parte de su oro físico.

Si esto sucediera, asistiríamos a una afluencia masiva de oro en el mercado y, por consiguiente, una baja de los precios ocasionada por una oferta más fuerte que la demanda. En efecto, cabe mencionar que  los países europeos son los que poseen las mayores reservas de oro y, por otra parte, también se ven afectados por la crisis de la deuda.

 

Segunda explicación: La política monetaria americana

Otro tema que preocupa actualmente a los operadores del oro concierne esta vez la política monetaria americana. En efecto, si el Gobierno de los Estados Unidos decide no proseguir su política monetaria actual que consiste en fuertes recompras de activos, el oro aún podría perder valor.

Sin embargo, persisten desacuerdos  sobre este punto que sigue siendo poco claro por el momento.

 

Tercera explicación: El alza de los mercados bursátiles

La tercera explicación que se puede dar desde un punto de vista fundamental se refiere esta vez a la sensible alza de las cotizaciones de los principales activos bursátiles. Dicha alza se debe al apoyo de los grandes bancos centrales que recompran títulos para inyectar liquidez en el mercado. En este contexto, estos activos bursátiles no pueden más que adquirir valor.

Ahora bien, los inversores tienden actualmente a olvidar el oro y las otras materias primas para invertir en valores más seguros cuyos activos ya forman parte de la bolsa.

 

Cuarta explicación: La deflación europea

Debido a la crisis y la entrada en recesión económica de varios países de la zona Euro, asistimos a  una fuerte deflación con tasas de inflación extremadamente bajas.  Esto es lo que explica también la baja del oro, pero igualmente de otras materias primas como el petróleo. La baja de la demanda y del consumo vinculado a esta deflación es lo que impulsa a los operadores a huir del oro.

 

Quinta explicación: Las causas técnicas

Por fin, la última explicación que se puede dar a la caída de las cotizaciones del oro concierne esta vez el aspecto técnico de la inversión. En efecto, debido a la fuerte y continua  alza del oro durante estos últimos años, fueron numerosos los especuladores en comprar oro para realizar beneficios. 

Estos especuladores tienden actualmente a  recuperar sus beneficios o recortar sus pérdidas para aquellos que se posicionaron demasiado tarde en el mercado. Esto implica una fuerte oleada de venta para este mercado y todavía contribuye a hacer bajar las cotizaciones del precioso metal amarillo. Sin contar las ventas al descubierto, cada vez más frecuentes sobre el oro y que corren el riesgo, a largo plazo, de pesar también sobre los precios.

Para concluir, cabe mencionar que actualmente corre un rumor no comprobado con respecto a un acuerdo entre algunos fondos de inversiones y los Bullion Banks con el fin de hacer bajar las cotizaciones del oro. Desgraciadamente, no se ha aportado ninguna prueba por el momento a este respecto.

 

Historia antigua del oro y su cotización en directo

Recordemos aquí algunas bases fundamentales sobre el oro y su historia antigua. Al principio, el oro se consideraba principalmente un tipo de moneda, como la plata, que fue la primera moneda basada en un metal precioso. Sin embargo, cuando se creó la moneda en papel, la función del oro también evolucionó, y el preciado metal amarillo se convirtió en una especie de garantía antes de volverse un patrón a partir del siglo XIX. En ese momento se podían convertir todas las monedas del mundo en oro.

Sin embargo, las dos grandes guerras mundiales modificaron en cierta manera esta referencia debido a la importante inflación resultado de los conflictos. Así, en 1946, los acuerdos de Bretton Woords se firmaron y establecieron que el oro sólo fuera convertible en dólares estadounidenses, con un precio fijo de 35 dólares por onza. En los años siguientes, y debido al muy fuerte crecimiento estadounidense e internacional, la cantidad de dólares en circulación aumentó enormemente. Como consecuencia, en 1971 asistimos al fin de la convertibilidad del oro en dólares.

Esto marcó el inicio de una larga evolución de la cotización del oro.

 

Evolución histórica de la cotización del oro en bolsa

Desde 1971, la cotización del oro se determina por la diferencia entre la oferta y la demanda, del mismo modo que para el resto de activos bursátiles. Así pues, ha experimentado muy fuertes fluctuaciones, con un primer récord alcista alcanzado en 1980 a 850 dólares por onza. En comparación con la cotización de hoy y teniendo en cuenta el índice estadounidense de los precios de aquella época, se puede considerar que esta cotización es el récord histórico para el oro, ya que equivaldría hoy en día a un precio de 2 477 dólares por onza.

A continuación, y a partir del mes de febrero de 1980, la cotización del oro experimenta una corrección bajista importante que le lleva a evolucionar entre los niveles de 300 y 500 dólares para el período entre 1982 y 2006.

En efecto, en el 2006 asistimos a una nueva alza de la cotización del oro en el mercado al contado y en el mercado bursátil general, con una onza que alcanza los 1 011,25 dólares en el 2008. Por desgracia, el mercado de las materias primas se ve plenamente afectado por los efectos de la crisis económica. A finales del 2008, la cotización de la onza de oro ya es de tan sólo 690 dólares. Tendremos que esperar a la recuperación económica del año 2009 para ver cómo sube el precio del oro de nuevo, en dirección a un nuevo récord de más de 1 500 dólares por onza en primavera, y a continuación ver cómo alcanza los 1 908 dólares en agosto de 2011 a pesar de una situación inestable y más bien bajista de los otros mercados financieros.

Por desgracia para los inversores, esta espectacular alza de la cotización se salda con una nueva corrección bajista, motivada concretamente por medidas de control en Estados Unidos y por rumores de venta masiva de oro por parte de los bancos centrales. Así pues, la corrección bajista dura algunos años para por fin estabilizarse recientemente. En lo que respecta a los análisis, éstos siguen siendo optimistas para el futuro de la cotización del oro, que podría retomar muchos puntos rápidamente.

 

Cómo evoluciona la cotización del oro en función de los factores que influyen en ella

Para poder analizar correctamente la cotización del oro y, por lo tanto, operar con él en línea de forma eficaz, tendrá que comprender primero cómo se comporta este activo frente a los diferentes elementos que influyen en su precio.

El primer dato que debemos analizar para ello es, por supuesto, la oferta y la demanda y la diferencia entre ambos. En efecto, sabemos que la producción de oro es relativamente estable con el tiempo. En lo que respecta a la demanda, ésta evoluciona sin cesar y depende esencialmente de las necesidades del sector de la joyería, la bisutería, la electrónica, la industria médica o también grandes instituciones financieras como los bancos centrales y, por supuesto, los inversores que especulan con esta materia prima. Así nos damos cuenta mejor de los diferentes usos que podemos hacer del oro en la industria internacional. Es, sin embargo, el sector de la joyería y la bisutería el que genera la mayor demanda de oro cada año y que representa cerca del 80% de la misma.

El oro también es un activo conocido por ser especialmente volátil en el sentido en el que puede mostrar diferencias de precios muy importantes en períodos de tiempo cortos. Así pues, a principios del 2000, y hasta el 2011, pudimos observar un muy importante aumento de las cotizaciones del preciado metal dorado, que pasó de los 250 $ a más de 1 900 $. Sin embargo, la cotización bajó rápidamente de nuevo hasta estabilizarse entre 1 200 y 1 300 $ por onza. Existen varias explicaciones para esta volatilidad y esta capacidad que tiene el oro de mostrar diferencias de precios tan fuertes y tendencias de fondo muy marcadas.

Al llevar a cabo un análisis fundamental histórico de la cotización del oro nos damos cuenta de que, en efecto, hay diferentes factores que influyen en el sentido que toman las tendencias de este activo. Primero, sabemos que el oro se considera un valor refugio y, especialmente, una alternativa a las monedas físicas, permitiendo protegerse contra el fenómeno de la inflación. Así, observamos que durante los períodos de fuerte inflación, la cotización del oro tiende a aumentar ya que los inversores se dirigen de forma masiva hacia esta materia prima, con perjuicio de las divisas. Los períodos de tensión económica y de crisis también son propicios para la apreciación del oro, que desempeña de nuevo su estatuto de valor refugio. Por lo general, cuando los mercados financieros están preocupados por una situación económica compleja, los inversores se sienten más atraídos por el oro como activo.

Por último, es interesante comparar la evolución de la cotización del oro a la de las tasas de interés. En efecto, el oro se opone principalmente a los otros activos de bolsa como las acciones y obligaciones, que los inversores aprecian por lo general por su relativa seguridad. Sin embargo, cuando los rendimientos que proponen estos activos en forma de dividendos o de cupones descienden, el oro se vuelve una inversión más atractiva, y lo contrario ocurre cuando estos rendimientos son más elevados.

También es importante señalar que existe un fenómeno de correlación entre la cotización del oro y la de los otros metales de bolsa. En efecto, al comparar la cotización del oro con la de la plata concretamente, podemos evaluar fácilmente su valor relativo y saber si esta cotización es demasiado elevada o, al contrario, demasiado baja. Sabemos que la cotización del oro y de la plata tiende a evolucionar a menudo en el mismo sentido. Además, una fuerte diferencia entre las tendencias de uno y otro es signo de una sobrevaloración o infravaloración de la cotización de uno de ellos. Los traders más experimentados podrán, pues, utilizar esta diferencia para llevar a cabo sus análisis y establecer sus estrategias.

 

Cómo podemos invertir en la cotización del oro en bolsa

Como acabamos de ver juntos, el oro es un activo de preferencia para los inversores que desean disfrutar de su volatilidad para invertir su dinero. En realidad existen diferentes formas de especular con la evolución de la cotización del oro.

Por ejemplo, puede escoger especular con el oro físico mediante monedas y lingotes de oro. Cualquiera puede comprar este oro físico. En ese caso tendrá que almacenarlo usted mismo o requerir los servicios de un contratista especializado para que se encargue de su almacenamiento. Por supuesto, este servicio genera unos gastos adicionales que es necesario tener en cuenta para determinar la rentabilidad de su inversión. Si ha escogido almacenar su oro físico usted mismo, también debe plantearse la cuestión de la seguridad de sus lingotes y monedas, algo que debe pensarse con antelación.

También se puede invertir en el oro mediante el llamado "pan de oro". En este caso se trata de ETF o productos derivados principalmente. Los ETF representan aquí trackers para fondos indexados cotizados en bolsa. Se operan de la misma forma que las acciones en bolsa y funcionan replicando el rendimiento de un índice de referencia. Este índice puede ser un índice para el oro, o de una forma más general, un índice para las materias primas. Los productos derivados son herramientas de inversión más accesibles para los particulares. Entre los más populares encontramos, claro, los CFD o contratos por diferencia, los cuales ofrecen la posibilidad de tomar posiciones tanto de compra como de venta para la cotización del oro.  En este caso se trata de especular en directo del mercado abriendo y cerrando las posiciones para aprovechar las diferencias de cotización registradas por este valor. Se puede acceder a estos CFD desde las plataformas de trading en línea puestas a disposición de los inversores por los brokers o corredores.

Por último, también es posible especular con la cotización del oro mediante algunos productos de bolsa como los organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios (OICVM) o las acciones de este sector de actividad. Efectivamente, este medio de inversión en el oro de una forma indirecta consiste en invertir en las acciones de las empresas cuya actividad está directamente relacionada con el mercado del oro. Se puede tratar de empresas de explotación de minas de oro o también de empresas de compra y venta de oro. La elección de los OICVM para invertir en estas empresas mineras permite a los inversores confiar la gestión de estos activos, así como la elección de estos títulos, a especialistas del sector de las materias primas.

En cualquier caso, los CFD son hoy en día la forma más directa de operar con la cotización del oro en directo, ya que permiten aprovechar por completo cada movimiento y establecer una estrategia tanto a corto como a largo plazo.

 

Realizar previsiones del precio del oro

El oro, como cualquier otra materia prima en bolsa, y más en general, como todos los activos financieros, sólo puede ser rentable si se pueden hacer previsiones fiables de sus precios, es decir anticipar las futuras variaciones de las cotizaciones ya sea a corto, medio o largo plazo, en función de la estrategia de inversión prevista.

 

El método más fiable para hacer previsiones del precio del oro

El mejor método para conseguir prever el precio del oro de forma precisa consiste en utilizar simultáneamente los dos principales tipos de análisis: el análisis técnico y el análisis fundamental.

El análisis técnico es, en efecto, ideal si opera a corto o medio plazo. Permite determinar la fuerza de una tendencia en curso y los posibles cambios o aceleraciones de la misma. Como veremos más adelante, existen varios indicadores a su disposición en los gráficos de los brokers.

El análisis fundamental también es muy importante en las estrategias para el oro, ya que el precio de esta materia prima es especialmente sensible a los acontecimientos económicos y políticos.

 

El análisis técnico para hacer previsiones del precio del oro

El análisis técnico es el método más habitual para prever la evolución de los precios del oro. Tiene en cuenta diferentes parámetros, como la volatilidad, las cotizaciones de apertura y cierre, así como indicadores como las medias móviles, los puntos pivote, los soportes y resistencias y muchos más.

Para aprovechar estos indicadores basta con utilizar un gráfico personalizable que encontrará en cualquier plataforma de trading de calidad. Podrá visualizar estos indicadores y obtener señales de trading fiables tanto a corto como a largo plazo. Así pues, no es necesario que sepa hacer estos cálculos complicados, ya que el programa los hace por usted.

 

Hipótesis más probables para la evolución de la cotización del oro a medio plazo

Si tiene pensado comprar oro o especular con su cotización con una estrategia a medio o largo plazo, seguro que se pregunta cuáles son las hipótesis más probables según los analistas de este valor.

A la vista de los gráficos históricos de la cotización del oro, la hipótesis que parece más probable en este inicio de 2018 es la de una tendencia a la baja. Ésta ya ha empezado y, por lo tanto, hay muchas posibilidades de que continúe durante los próximos meses o incluso años. La situación actual del mercado del oro se parece mucho a la que se vivió en los años 90 y que conllevó una tendencia de fondo netamente bajista. Por supuesto, esta previsión depende también de otros factores como la evolución de la situación económica mundial.

Otra hipótesis elaborada para los próximos años es la de una tendencia neutra de la cotización del oro. En efecto, es totalmente posible que la cotización del oro sobrepase los 1 280 dólares para estabilizarse por debajo de los 1 375 dólares durante un cierto tiempo. Este punto representa un tipo de punto de equilibro especialmente importante para los inversores.

Por último, una hipótesis alcista de la cotización del oro sigue siendo posible, aunque poco probable, teniendo en cuenta la situación actual del mercado. El establecimiento de una tendencia al alza de este tipo se hará sobre todo en función de la capacidad de este activo de situarse por encima de la barra de los 1 375 dólares, que es la principal resistencia técnica actual, y de mantenerse por encima de este nivel durante varias semanas. En ese caso se podría considerar la continuación del movimiento alcista en dirección de una nueva resistencia situada, esta vez, en 1 550 dólares.

Mientras esperamos obtener más información y señales de alza o de baja de la cotización del oro tanto a largo como a medio plazo, le aconsejamos aprovechar la importante volatilidad a corto plazo y los micromovimientos frecuentes del oro para establecer una estrategia de day trading.  Ésta podría servirle especialmente de cobertura para sus posiciones más a largo plazo y limitará los riesgos de pérdida en caso de que se dé una hipótesis diferente de la que había considerado. Para ello, los CFD son sin duda un instrumento ideal que ofrece una gran flexibilidad y una rapidez de ejecución de las órdenes sin igual.

Dónde operar con la tendencia del precio del oro

Para operar con la tendencia del precio del oro basta con inscribirse en una plataforma de trading que ponga a su disposición gráficos completos con los indicadores más importantes que acabamos de mencionar.

¡No espere más para operar con el oro!*
Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 80.6% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.