Capital para empezar el trading en bolsa

Una de las preguntas más preocupantes de los particulares que desean invertir en bolsa por primera vez se refiere al presupuesto que debe asignarse a esta inversión. Es cierto que la respuesta a esta pregunta es esencial, ya que no hay que tomarse a la ligera esta decisión. Por otra parte, es necesario tener en cuenta distintos criterios, como los gastos de corretaje, con el fin de tener una visión clara de las posibilidades ofrecidas por nuestro capital.

Comenzar a operar en el Bolsa en línea
Capital para empezar el trading en bolsa
Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 65% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
Valoración: 4.16 19 votos

 

Algunas medidas prudenciales

Antes de nada es conveniente recordar ciertos riesgos del Forex. Como ocurre en todas las inversiones financieras, la especulación en el Forex presenta algunos riesgos que se deben tener en cuenta. Por una parte, el dinero que ingrese en su cuenta de trading debe estar totalmente dedicado a esta actividad, y, por otra, se debe asegurar de que nunca invierte un dinero que podría necesitar para sus gastos diarios.

Sin embargo, no es conveniente invertir demasiadas pequeñas sumas, pues esto podría penalizarle durante su carrera de trader. Efectivamente, si la cantidad de su primer depósito es muy baja, no le permitirá compensar las posibles pérdidas debidas a los errores que cometen frecuentemente los principiantes durante sus primeras inversiones.

 

¿Capital grande o pequeño?

Parece evidente que el rendimiento futuro de sus inversiones en bolsa depende en gran parte de la suma que piense dedicar al principio. Los depósitos demasiado pequeños pueden impedir realizar operaciones rentables. En efecto, aunque no se aconseje ningún importe máximo, se aconseja encarecidamente comenzar con  un depósito inicial suficiente. Esto se debe al hecho de que los pequeños capitales pueden perderse más rápidamente en caso de período de crisis en los mercados, y que, sin otros fondos para recuperar la suma perdida, la carrera de especulador del accionista se interrumpe brutalmente. 

Sin contar que es necesario tener en cuenta aquí los gastos de corretaje, necesarios y facturados por todos los intermediarios.

 

Tener en cuenta los gastos de corretaje:

Cada vez que los particulares pasan órdenes de bolsa, el intermediario, es decir el banco o el agente, se remunera facturando gastos de corretaje. Generalmente, estos gastos ascienden del 0.50 al 4% del importe de la transacción, cuyo importe mínimo debe ser de 10€. Cabe mencionar aquí que el  hecho de comprar y seguidamente vender un título equivale a efectuar dos operaciones, cada una de ellas está sujeta al mismo porcentaje.

Para las inversiones pequeñas  es necesario ganar un porcentaje importante para compensar la pérdida realizada debido a los gastos de corretaje. Para las inversiones grandes, los gastos de corretaje pueden compensar más estos gastos dejando al mismo tiempo un margen de beneficios interesante.

 

¿Qué suma se aconseja invertir para comenzar en bolsa?

Generalmente, los operadores profesionales aconsejan a los principiantes no invertir menos de 2 000€ para comenzar a invertir en bolsa. En efecto, esta suma es lo mínimo necesario para pronunciarse en algunos activos. Sin embargo, no permite diversificar de manera homogénea una cartera bursátil.  Por consiguiente, es necesario recurrir a un apalancamiento más importante y más arriesgado.

Para disponer de un máximo de posibilidades al diversificar lo mejor posible su cartera de inversión, es preferible invertir entre 5 000 y 7 000€ e incluso 10 000€ si desea realizar inversiones en distintos lugares bursátiles internacionales.

Por supuesto, si no dispone de esta suma, no debe, sobre todo, endeudarse o utilizar dinero que le sería útil para operar. Uno de los medios de hacer beneficios con sumas más pequeñas concierne la compra de las OPCVM invertidas en acciones. Gracias a este método, podrá diversificar sus inversiones suscribiendo únicamente un solo y mismo producto de inversión. Por supuesto, el rendimiento de este tipo de producto no es tan importante como en el marco de inversiones diversificadas a las que tendrá acceso con un capital inicial superior.

 

Posibilidades según el nivel de inversión

Naturalmente, la suma que invierta al principio será más o menos determinante para sus futuras inversiones y el éxito de las mismas. A continuación le proponemos algunos métodos para aplicar en función a su capital inicial.

  • Menos de 250 €: Este depósito suele ser, en general, la cantidad mínima exigida por los brókeres. Escoja la técnica de scalping que, a pesar de ser arriesgada, es la mejor forma de aumentar su capital. El swing trading es también una técnica adaptada a las pequeñas cuentas.
  • De 1 000 € a 5 000 €: Es el tamaño medio de las cuentas de trading de los inversores del Forex. Esta suma permite minimizar los riesgos sin por ello dejar de considerar buenos ingresos. El swing trading puede, una vez más, ser una buena estrategia, aunque una técnica todavía más aconsejada es la del day trading.
  • Más de 5 000 €: Con una inversión de este tipo podrá aplicar todas las estrategias posibles, pues limitará mucho los riesgos. Además, podrá obtener consejos y promociones de la mayoría de los brókeres. El método que se prefiere en este caso es la inversión a largo plazo.

Comenzar a operar en el Bolsa en línea*
Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 65% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.