Caída histórica de la inversión en petróleo

  •   Le 09/06/2020 à 11h03
  •   HARMANT Adeline

A causa de la pandemia de coronavirus que afecta al mundo desde hace varios meses, el mercado del petróleo se enfrenta a una crisis importante. El petróleo Brent está evolucionando a un nivel históricamente bajo que no había alcanzado en unos veinte años. También esperamos que los ingresos de los hidrocarburos caigan más del 40% en 2020 en comparación con el año anterior. Estas condiciones, unidas a una drástica caída de la demanda y a una disminución prevista del gasto de las grandes empresas, se espera que la inversión en energía se reduzca en un 25% sólo en el primer trimestre de 2020, hasta los 410.000 millones de dólares. Así pues, el grupo Total por sí solo prevé una reducción de sus inversiones de alrededor del 25% este año.

76.4% de las cuentas de inversores minorista pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.
Caída histórica de la inversión en petróleo
Imágenes: ben klocek - Flickr

Disminución de las inversiones y consecuencias importantes en el sector :

Por lo tanto, las grandes empresas serán las primeras en recortar sus gastos de exploración, es decir, en proyectos que lleven al descubrimiento de nuevos depósitos. En efecto, estos gastos deberían disminuir de nuevo en 2020 debido a la disminución de la financiación dedicada y a las dificultades prácticas para el desplazamiento del personal y el equipo hacia las zonas en cuestión, como lo señala la AIE o la Agencia Internacional de la Energía en un comunicado de prensa de mayo.

Esta disminución de las inversiones tendrá, por supuesto, importantes consecuencias en el sector. Así pues, y a corto plazo, los Estados cuya economía depende en gran medida de los ingresos ligados a los hirdocarbonos deberían sufrir esta situación, ya que sus presupuestos, que se basan en los ingresos ligados a las nuevas perforaciones y al elevado precio del barril, han sido reevaluados con urgencia. Podemos citar el ejemplo del Gabón, que es un pequeño productor de África y que tiene que decir adiós a los ingresos de la perforación recientemente puesta en producción frente a sus costas.

 

Más capacidad de almacenamiento :

Otro fenómeno que se producirá por esta disminución de las inversiones en el sector es la capacidad de los productores para abastecer el mercado a fin de satisfacer la demanda de energía, que sigue siendo elevada. A este respecto, la Agencia Internacional de la Energía afirma: "Si la inversión se mantiene en los niveles de 2020 durante los próximos cinco años, esto reduciría el nivel de suministro previsto inicialmente para 2025 en casi 9 millones de barriles por día".

Por consiguiente, se prevé un desequilibrio entre la oferta y la demanda, ya que la producción no satisface las necesidades del mercado. Además, y mientras tanto, también debería pesar en la balanza el cierre de algunos pozos de petróleo, decidido por algunos operadores durante la crisis sanitaria y debido a la caída o saturación de las capacidades de almacenamiento. Esto no sólo conducirá a una caída de la productividad, sino que la puesta en marcha de estos pozos requerirá una inversión significativa. También se observa que es más que probable un cierre permanente de estos viejos campos de baja productividad y altos costos de operación.