Aramco recortará sus gastos de capital tras los bajos resultados de 2020

  •   Le 26/03/2021 à 08h33
  •   DEHOUI Lionel

Oficialmente llamada "Saudi Arabian Oil Company", Aramco es una empresa nacional de hidrocarburos saudí. En el reino saudí, casi todos los recursos de hidrocarburos son gestionados por esta empresa. Debido a su volumen de producción, Aramco se encuentra en la cima de la clasificación mundial de empresas petroleras. Sin embargo, su año fiscal 2020 se vio muy afectado por la pandemia.

76.4% de las cuentas de inversores minorista pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. Operar CFDs con Plus500
Aramco recortará sus gastos de capital tras los bajos resultados de 2020

Reducción de las inversiones

Debido al difícil entorno de mercado provocado por la crisis sanitaria, el grupo saudí se plantea reducir sus inversiones. La demanda y los precios del crudo en el sector se han visto muy afectados por la pandemia. Lógicamente, el negocio del grupo ha bajado un 44,4% su beneficio neto en el ejercicio 2020.

Aunque el gigante petrolero saudí había contado inicialmente con inversiones de entre 40 y 45 mil millones de dólares, ha revisado esta estimación. La empresa espera ahora un total de 35.000 millones de dólares para todas sus inversiones.

A 31 de diciembre de 2020, Aramco obtuvo un beneficio neto de 183.760 millones de riales, es decir, 49.000 millones de dólares. En el ejercicio anterior, el grupo había generado 330.690 millones de riales en todo 2019. Los analistas, por su parte, apuntaban a un beneficio neto de 186.100 millones de riales en 2020.

 

Los factores responsables de la caída

Las principales causas de la importante caída de los resultados anuales de Aramco son conocidas. Son la considerable caída de los volúmenes de venta, la reducción de los precios del petróleo y la disminución de los márgenes. Este último se hizo sobre los productos químicos y el refinado. Desde 2019, cuando la empresa comenzó informando de sus resultados, ha registrado así su segundo descenso anual consecutivo.

Esta realidad sería una fuente de presión para las finanzas públicas. Pero Riad sigue centrado en sus ambiciosos proyectos valorados en varios miles de millones de dólares. De hecho, con sus proyectos, planea diversificar su economía vinculada al sector del petróleo o a la producción.

 

Dividendo pagado a pesar del aumento de la deuda

Al final de este ejercicio excepcional, el gigante petrolero saudí ha demostrado una gran capacidad de resistencia para evitar las pérdidas. Sin embargo, la mayoría de sus competidores no pudieron resistir la crisis. Por lo tanto, se vieron obligados a realizar importantes pérdidas.

Además, de acuerdo con sus compromisos con los accionistas, Aramco repartió un total de 75.000 millones de dólares en concepto de dividendos. Su deuda neta va en aumento, ya que el importe de los dividendos pagados es muy superior a los beneficios obtenidos.

 

Perspectivas de Aramco

Con los datos registrados para el año fiscal 2020 a la baja, Aramco ha vuelto a sus objetivos para el futuro. De hecho, a pesar de los desalentadores resultados, el impulso para optimizar la cartera de producción de petróleo y gas sigue su curso. Asimismo, la recuperación de la demanda de petróleo está evolucionando en consonancia con la mejora gradual del entorno macroeconómico. Esto es especialmente cierto en Asia, donde hay señales positivas.

Así, Aramco espera una mejora de la demanda en sus distintos mercados en todo el mundo y, en particular, en Asia. Esta estimación se ve reforzada por la reciente subida de los precios del crudo. Esto no ha ocurrido desde hace un año.