Unas de las mejores plataformas de trading
  • Plus500
  • eToro
  • XM
  • AvaTrade

El mercado de las acciones

Para todos los inversores en Bolsa, el mercado de las acciones parece ser el más popular, por una parte debido a su sencillez de funcionamiento, y por otra parte gracias a los numerosos valores nacionales e internacionales sobre los que es posible especular.

Evidentemente, el mercado de las acciones también beneficia a los accionistas que compran estos títulos con el fin de obtener dividendos.

 

¿Qué es el mercado de las acciones?

El mercado de las acciones es el mercado en el que las sociedades pueden emitir títulos con el fin de encontrar financiaciones. Los inversores que compran estos títulos se convierten entonces en accionistas de la sociedad y obtienen dividendos calculados a partir de los beneficios realizados por la empresa gracias a esta financiación y de manera proporcional al número de  acciones compradas.

Así pues, el mercado de las acciones permite adquirir títulos de todas las sociedades cotizadas en Bolsa sobre los distintos mercados financieros mundiales.

 

Organización del mercado de las acciones:

El propio mercado de las acciones se divide en varios tipos de mercados:

  • El primer mercado, que agrupa  las más importantes empresas cotizadas en Bolsa y que es un mercado dicho al contado. Sin embargo es posible pagar sus títulos mensualmente adhiriéndose al SDR. Para estar cotizadas, las empresas deben realizar un volumen de negocios superior a 75 millones de euros.
  • El segundo mercado agrupa a las empresas de dimensión media pero siempre muy interesantes. Para integrarse, las empresas deben poner a disposición del público más del 10% de su capital y publicar al menos los dos últimos ejercicios.
  • El nuevo mercado concierne esta vez las jóvenes empresas cuyo potencial se evalúa como interesante a un plazo más o menos largo.
  • El mercado libre OTC (Over The Counter) o literalmente «libre» está regido por el mercado Euronext París pero no está reglamentado. Para estar representado allí, la empresa debe  presentar los dos últimos ejercicios y los estatutos.

 

Funcionamiento del mercado de las acciones:

El mercado de las acciones funciona como la mayoría de los otros mercados financieros, a saber que permite pasar órdenes de compra o de venta de títulos cotizados. Otras condiciones pueden indicarse en las órdenes, a saber las condiciones de precio y los límites de validez.

Las órdenes realizadas en el mercado bursátil se hacen en un sentido bien preciso. Así pues, puede tratarse de un carácter de prioridad basado en los precios por orden creciente o en el tiempo, por orden cronológico.

 

Se distinguen dos tipos de cotización para las acciones bursátiles, a saber:

  • La cotización en continuo o CAC que concierne los valores más importantes. En ese caso, la cotización se revisa en directo y en tiempo real.
  • La fijación de cambio que concierne los valores más pequeños. En ese caso, la cotización de la acción se efectúa 2 veces al día.

Operar en el mercado de las acciones requiere pasar por un producto de inversión bancaria o inscribirse en una plataforma de especulación con el fin de especular sobre la cotización de los títulos gracias a los CFD o a las opciones binarias.

 

Primera cotización:

Cuando una acción está cotizada en Bolsa por primera vez, es difícil efectuar una cotización clásica, puesto que aún no se conocen los resultados de este título. No obstante, esto es lo que sucede. En efecto, la primera cotización de un título bursátil es diferente de la primera cotización de un índice en el sentido que corresponde a los precios que los compradores están dispuestos a pagar y a los precios que el vendedor desea. El detalle de este cálculo lo explicamos a continuación.

 

Distintos tipos de cotización:

Es importante comprender que todas las acciones no se cotizan de la misma manera. En efecto, se distinguen dos tipos de cotización, la cotización en directo y la cotización al fixing.

La cotización en directo es el sistema de cotización más corriente puesto que concierne la gran mayoría de los títulos que se encuentran en el mercado y más concretamente todos los títulos de las grandes sociedades cotizadas. El sistema de cotización al fixing sólo se aplica para los valores menos líquidos. Por tanto, las  sociedades cuyas acciones están cotizadas al fixing son las sociedades más pequeñas que generan poco volumen de intercambio.

Mientras que la cotización en directo, como su nombre lo indica, se realiza instantáneamente y evoluciona a lo largo de las sesiones de especulación, la cotización al fixing se efectúa una o dos veces al día solamente.

 

Cálculo efectuado para cotizar una acción:

El cálculo necesario para la cotización de una acción es a la vez simple por su principio y complejo por su aplicación a nivel del mercado. Pasamos a explicarle aquí de la manera más sencilla posible cómo se evalúa la cotización de una acción en los mercados bursátiles.

Para ser breves, digamos que la cotización de una acción viene determinada por la oferta y la demanda. En el mercado bursátil, los vendedores de títulos proponen un precio mínimo para ceder sus acciones con el número de acciones que están dispuestos a ceder. Los compradores indican por su parte el número de acciones que están dispuestos a comprar y a qué precio máximo.  El precio retenido será aquel que permita vender mayor número de títulos teniendo en cuenta los compradores y vendedores.

Comprar y vender las acciones en directo de los mercados

No es necesario poseer una cuenta de valores u otro producto de inversión bursátil para aprovechar las oscilaciones del mercado de las acciones, ya que puede negociar con los títulos de su elección en directo con los CFD de los brókeres de Forex.


*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo