Valoración: 3.50 4 voto
 

El mercado de las acciones

Para todos los inversores en Bolsa, el mercado de las acciones parece ser el más popular, por una parte debido a su sencillez de funcionamiento, y por otra parte gracias a los numerosos valores nacionales e internacionales sobre los que es posible especular.

Evidentemente, el mercado de las acciones también beneficia a los accionistas que compran estos títulos con el fin de obtener dividendos.

 

¿Qué es el mercado de las acciones?

El mercado de las acciones es el mercado en el que las sociedades pueden emitir títulos con el fin de encontrar financiaciones. Los inversores que compran estos títulos se convierten entonces en accionistas de la sociedad y obtienen dividendos calculados a partir de los beneficios realizados por la empresa gracias a esta financiación y de manera proporcional al número de  acciones compradas.

Así pues, el mercado de las acciones permite adquirir títulos de todas las sociedades cotizadas en Bolsa sobre los distintos mercados financieros mundiales.

 

¿Qué son las acciones?

Llamamos acción a una unidad de participación financiera en una empresa que puede venderse a los inversores. Para explicarlo de forma general podemos decir que el valor total de una empresa se divide en unidades del mismo tamaño. Cada una de estas unidades es una acción. Por ejemplo, para una empresa valorada en 100 millones de dólares y que emite 10 millones de acciones, cada acción valdrá 10 dólares.

Una vez emitidas, el precio de las acciones podrá evolucionar en función de valor de la empresa de la que provienen. Así pues, los inversores que disponen de estas acciones pueden venderlas y obtener una plusvalía. Por supuesto, también es posible que el valor de la empresa disminuya, en cuyo caso el precio de las acciones bajará también.

 

El interés de las acciones para las empresas emisoras

Cuando una empresa entra en bolsa, la sociedad respectiva emite los títulos que comprarán los inversores. Estos inversores serán propietarios de una parte de esta empresa. A cambio de estas participaciones, la empresa genera fondos que le permitirán realizar inversiones o que se reinvertirán en la empresa.

Cuando los fondos levantados por estas acciones se inyectan en proyectos de mejora de la empresa o financiación de innovaciones o ciertos desarrollos, la cotización de la acción tiene grandes posibilidades de evolucionar al alza ya que la empresa aumenta su valor.

En algunos casos, el dinero generado por la venta de acciones sirve sencillamente como beneficio para la empresa, especialmente cuando ésta es reciente y necesita fondos para empezar. En ese caso, el control de la empresa puede diluirse entre los diferentes accionarios principales.

 

Las acciones en bolsa y otras acciones

Las acciones que podrá operar en línea son las llamadas "acciones en bolsa". Esto significa que se venden en el mercado bursátil, mercado en el que se encuentran los vendedores y compradores de estos títulos.

En estos mercados la cotización o precios de las acciones corresponde al precio en el que se compra y vende un título y depende, pues, de la oferta y de la demanda. Estas acciones evolucionan de forma continua y su cotización varía permanentemente en función del número de compradores y vendedores.

Aquí el precio de las acciones ya no depende directamente del valor de la empresa. Sin embargo, cuanto más valga una empresa, más interesante será su acción para los compradores, y por lo tanto, más podrá aumentar su precio, y vice versa.

Por otro lado, no todas las acciones cotizan en bolsa.

 

Organización del mercado de las acciones:

El propio mercado de las acciones se divide en varios tipos de mercados:

  • El primer mercado, que agrupa  las más importantes empresas cotizadas en Bolsa y que es un mercado dicho al contado. Sin embargo es posible pagar sus títulos mensualmente adhiriéndose al SDR. Para estar cotizadas, las empresas deben realizar un volumen de negocios superior a 75 millones de euros.
  • El segundo mercado agrupa a las empresas de dimensión media pero siempre muy interesantes. Para integrarse, las empresas deben poner a disposición del público más del 10% de su capital y publicar al menos los dos últimos ejercicios.
  • El nuevo mercado concierne esta vez las jóvenes empresas cuyo potencial se evalúa como interesante a un plazo más o menos largo.
  • El mercado libre OTC (Over The Counter) o literalmente «libre» está regido por el mercado Euronext París pero no está reglamentado. Para estar representado allí, la empresa debe  presentar los dos últimos ejercicios y los estatutos.

 

Funcionamiento del mercado de las acciones:

El mercado de las acciones funciona como la mayoría de los otros mercados financieros, a saber que permite pasar órdenes de compra o de venta de títulos cotizados. Otras condiciones pueden indicarse en las órdenes, a saber las condiciones de precio y los límites de validez.

Las órdenes realizadas en el mercado bursátil se hacen en un sentido bien preciso. Así pues, puede tratarse de un carácter de prioridad basado en los precios por orden creciente o en el tiempo, por orden cronológico.

 

Se distinguen dos tipos de cotización para las acciones bursátiles, a saber:

  • La cotización en continuo o CAC que concierne los valores más importantes. En ese caso, la cotización se revisa en directo y en tiempo real.
  • La fijación de cambio que concierne los valores más pequeños. En ese caso, la cotización de la acción se efectúa 2 veces al día.

Operar en el mercado de las acciones requiere pasar por un producto de inversión bancaria o inscribirse en una plataforma de especulación con el fin de especular sobre la cotización de los títulos gracias a los CFD.

 

Primera cotización:

Cuando una acción está cotizada en Bolsa por primera vez, es difícil efectuar una cotización clásica, puesto que aún no se conocen los resultados de este título. No obstante, esto es lo que sucede. En efecto, la primera cotización de un título bursátil es diferente de la primera cotización de un índice en el sentido que corresponde a los precios que los compradores están dispuestos a pagar y a los precios que el vendedor desea. El detalle de este cálculo lo explicamos a continuación.

 

Cómo se llevan a cabo las cotizaciones siguientes

La cotización de una acción evoluciona con el paso del tiempo y su primer precio puede cambiar tanto al alza como a la baja. Por ello podemos distinguir dos tipos de cotización, que son la cotización de forma continua y la cotización por fijación de precios únicos o "fixing".

La cotización continua o cotización en directo es el tipo de cotización que podrá observar cuando invierta en línea. Se aplica a las acciones de las empresas cotizadas en bolsa. En este caso, la cotización de las acciones evoluciona en directo y durante todo el día sin interrupción.

Dentro de la cotización "fixing", el precio de las acciones sólo se revalúa dos o tres veces al día.
Independientemente del tipo de cotización, es la relación entre la oferta y la demanda la que influye en el aumento o descenso de las cotizaciones.

 

Cómo evoluciona la cotización de una acción

Basaremos nuestra explicación en las acciones que cotizan de forma continua, pues son las que encontrará en las plataformas de trading de los brokers en línea. Aquí sabemos que la cotización de una acción evoluciona sin discontinuación durante todo el día en los mercados bursátiles.

En el mercado bursátil, los vendedores proponen un cierto número de títulos para vender a un precio mínimo. Los compradores hacen en ese momento proposiciones de precio de compra para estos volúmenes de acciones. Por supuesto, son los compradores que proponen el precio más elevado para el mayor número de títulos los que ganan la venta. La cotización de la acción se convierte entonces en el precio en el que se vende dicha acción.

Para poder ser capaz de anticipar la evolución de la cotización de una acción, y por lo tanto para obtener beneficios al especular con su precio, es necesario anticipar el precio que los compradores estarán dispuestos a pagar y el volumen de la demanda potencial.

 

Distintos tipos de cotización:

Es importante comprender que todas las acciones no se cotizan de la misma manera. En efecto, se distinguen dos tipos de cotización, la cotización en directo y la cotización al fixing.

La cotización en directo es el sistema de cotización más corriente puesto que concierne la gran mayoría de los títulos que se encuentran en el mercado y más concretamente todos los títulos de las grandes sociedades cotizadas. El sistema de cotización al fixing sólo se aplica para los valores menos líquidos. Por tanto, las  sociedades cuyas acciones están cotizadas al fixing son las sociedades más pequeñas que generan poco volumen de intercambio.

Mientras que la cotización en directo, como su nombre lo indica, se realiza instantáneamente y evoluciona a lo largo de las sesiones de especulación, la cotización al fixing se efectúa una o dos veces al día solamente.

 

Cálculo efectuado para cotizar una acción:

El cálculo necesario para la cotización de una acción es a la vez simple por su principio y complejo por su aplicación a nivel del mercado. Pasamos a explicarle aquí de la manera más sencilla posible cómo se evalúa la cotización de una acción en los mercados bursátiles.

Para ser breves, digamos que la cotización de una acción viene determinada por la oferta y la demanda. En el mercado bursátil, los vendedores de títulos proponen un precio mínimo para ceder sus acciones con el número de acciones que están dispuestos a ceder. Los compradores indican por su parte el número de acciones que están dispuestos a comprar y a qué precio máximo.  El precio retenido será aquel que permita vender mayor número de títulos teniendo en cuenta los compradores y vendedores.

 

Dónde y cómo consultar la cotización de las acciones en línea

Consultar y seguir la cotización de las acciones en directo es hoy algo muy sencillo dado toda la información a la que se puede acceder mediante los nuevos medios de comunicación. Así pues, además de los sitios web como el nuestro, en el que podrá consultar en tiempo real y en todo momento los gráficos de la cotización de las acciones en bolsa, existen aplicaciones para teléfonos móviles que le informan en directo de estas cotizaciones.

Por supuesto, todos los brokers en línea que proponen el trading de acciones les dan acceso a estos mismos gráficos y muestran la cotización de las acciones en directo desde su plataforma para facilitar el establecimiento de estrategias y el seguimiento de sus posiciones.

 

Cómo y por qué evoluciona la cotización de las acciones

Ahora nos interesaremos por la forma en la que la cotización de estas acciones fluctúa durante el tiempo, puesto que, como ya sabe, las acciones en bolsa cotizan de forma continua y su cotización evoluciona, pues, de forma permanente tanto al alza como a la baja.

Más concretamente, la cotización de una acción evoluciona en función de la diferencia entre el volumen de compras y el volumen de ventas del título. En estas compras y ventas influyen también tres grandes factores, que son el desempeño de la empresa emisora, los factores macroeconómicos y los factores psicológicos.

Cuantas más compras de títulos haya, más evolucionará la cotización de la acción al alza y, por lo tanto, más aumentará su valor. Al contrario, muchas ventas favorecerán el descenso de la cotización de la acción.

Sin embargo, algunos organismos de regulación como la Cysec pueden decidir si intervenir y bloquear un alza o una baja de la cotización del activo demasiado importante.

 

Los indicadores gráficos para comprender la cotización de las acciones

Los gráficos que le permiten consultar la cotización de las acciones en directo, y especialmente los gráficos propuestos por los brokers, también son muy útiles para analizar la situación del mercado y anticipar la evolución de la cotización de estos títulos. Es lo que llamamos el análisis técnico.

Para realizar un análisis técnico eficaz basta con activar los indicadores de su elección para estos gráficos. Así obtendrá información esencial sobre la volatilidad de un título, su tendencia a corto o a largo plazo y los posibles cambios de tendencia futuros.

 

Factores que influyen en el precio de las acciones

El precio de las acciones varía de forma continua en función de diversos tipos de influencias exteriores. A continuación le proponemos una ficha detallada para saberlo todo sobre los factores que influyen en el precio de las acciones y poder así anticipar los movimientos de las cotizaciones de sus activos preferidos.

Aquí abordaremos las causas económicas y psicológicas del alza o la baja de los precios de una acción.

 

Los factores de la empresa que influyen en los precios de las acciones

Varios factores económicos propios a la empresa pueden influenciar la cotización de una acción en bolsa. Primero, todos los datos respecto al rendimiento y las novedades de las empresas tienen un peso. Puede tratarse de comunicados sobre los ingresos y beneficios, anuncios de dividendos, de lanzamiento de un nuevo producto, de la firma de un nuevo contrato, el despido de empleados, una adquisición o fusión con otra empresa, un cambio de dirección o incluso errores de contabilidad o escándalos industriales.

De una forma más general, los acontecimientos que afectan a un sector de actividad influyen en el precio de las acciones que forman parte de él.

 

Factores económicos globales que influyen en el precio de las acciones

Los grandes factores económicos que influyen de forma significativa en el precio de las acciones pueden seguirse en un calendario económico en línea disponible en la mayoría de los brokers. Los datos que se deben vigilar son los siguientes:

  • los tipos de interés nacionales y la política monetaria, que hacen que las empresas sean más o menos competitivas en el mercado internacional;
  • las perspectivas económicas: cuando se espera un período de crecimiento, los títulos bursátiles tienden a anticipar este alza y a aumentar su valor, y lo mismo ocurre cuando se acerca una crisis;
  • la inflación: toda inflación provoca el efecto directo de ralentizar el consumo y, por lo tanto, la producción de las empresas, que en consecuencia obtienen menos beneficios;
  • la deflación: así como la inflación, una deflación perjudica a las empresas, que venden sus productos más baratos y obtienen menos beneficios;
  • los conflictos económicos y políticos: todo gran cambio a escala internacional puede influenciar la economía y, por lo tanto, la cotización de las acciones. Un ejemplo puede ser un acto terrorista;
  • la política económica: los cambios de gobierno influyen mucho en los precios de las acciones debido a las modificaciones económicas que imponen, y
  • el valor de la divisa: toda empresa que piensa en el mercado internacional es más o menos competitiva en función del tipo de cambio de su divisa.

 

Los factores psicológicos que influyen en el precio de las acciones

Por último, no debemos olvidar que algunos factores puramente psicológicos influyen también en la cotización de las acciones en bolsa. En efecto, según lo que los inversores piensan del mercado se puede atisbar una tendencia general, incluso sin ningún fundamento económico concluyente.

Así, sabemos que una recuperación económica o el boom de un sector de actividad tienden a aumentar el nivel de confianza de los inversores y a provocar tendencias alcistas más bien importantes. Al contrario, un período de recesión o una tasa de paro elevada puede empujar a los inversores a huir de los mercados, lo que conlleva una sensible bajada de los precios de las acciones.

Comprar y vender las acciones en directo de los mercados

No es necesario poseer una cuenta de valores u otro producto de inversión bursátil para aprovechar las oscilaciones del mercado de las acciones, ya que puede negociar con los títulos de su elección en directo con los CFD de los brókeres de Forex.


*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo