Valoración: 3.75 4 voto
 

¿Qué es el trading de los CFD?

Entre los instrumentos financieros disponibles en línea en los corredores de bolsa especializados, los contratos sobre la diferencia, también llamados CFD permiten una gran flexibilidad y combinan varias ventajas,  incluida la posibilidad de operar al alza y a la baja utilizando un apalancamiento. Vamos a presentarle aquí con más detalle esta herramienta de especulación y sus principales características.

 

¿Qué es un Contrato sobre la Diferencia (CFD)?

En el mundo de las finanzas, se llaman CFD o Contrato sobre la Diferencia, a una forma de contrato que vincula a un comprador con un vendedor. De este modo, el comprador puede registrar ganancias equivalentes a la diferencia entre el precio del activo en el momento de la suscripción y su precio en el momento de su reventa.

Cuando la diferencia entre el precio de llegada y el precio de salida es negativa, el vendedor es quien gana el importe así obtenido, por su parte, el comprador es el que pierde.

Los CFD forman parte de los instrumentos financieros derivados que permiten ganar dinero al alza y a la baja especulando sobre la evolución de la cotización de un activo subyacente. Este activo puede ser de distintas formas como divisas, una acción, un índice e incluso una materia prima.

 

Funcionamiento de los contratos sobre la diferencia:

Como ya lo habrá comprendido, un CFD es un contrato concluido entre dos inversores que se intercambian el valor de diferencia entre la cotización de apertura y la cotización de cierre de un activo dado. Antiguamente reservado únicamente a los profesionales de la inversión, los CFD han pasado a ser accesibles a todos y simplificados por los agentes de bolsa en línea que permiten que cada uno los utilice conociendo bien la especulación.

Como explicamos anteriormente, los contratos sobre la diferencia permiten especular tanto al alza como a la baja según que uno se posicione como comprador o vendedor en el mercado. Cuando se vende un CFD, esto equivale a especular sobre la reducción del valor del activo, y cuando se compra un CFD, esto equivale a especular sobre su alza.

 

Gastos y funcionalidades de los Contratos sobre la Diferencia:

Cuando Vd. opera los CFD en línea, debe tener en cuenta los gastos que le cobra su agente que están incluidos en el spread, es decir la diferencia entre el mejor precio comprador y el mejor precio vendedor. Aquí también, los spreads varían de un activo al otro pero difieren también según la plataforma de especulación que utiliza. Pero es necesario tener en cuenta igualmente los gastos facturados por algunos agentes cuando Vd. mantiene su posición abierta a largo plazo, y, en particular, durante los horarios de cierre de los mercados.

Como es el caso para la especulación Forex, los CFD ofrecen distintas herramientas de especulación como las órdenes stop y límite que permiten minimizar los riesgos incurridos y cerrar sus posiciones en el mejor momento.

 

¿Cómo sabemos lo que hemos ganado con los CFD?

Cuando un valor en el que usted ha suscrito un CFD aumenta, su ganancia dependerá de la importancia de su posición. Cuando usted hace un buen pronóstico, será remunerado por el corredor de bolsa a  partir de la diferencia registrada en la cotización del activo y cuando pierde, usted paga a ese mismo corredor de bolsa el valor equivalente a los puntos perdidos.

Al igual que para los CFD tienen un principio que corresponde a la fecha y hora de suscripción del contrato, y un final que se llama aquí la «fecha ex-cupón». En esa fecha final se le pagará o descontará la suma correspondiente a la ganancia o a la pérdida registrada. No obstante, en algunos casos, este valor estará sujeto a transformaciones antes de llegar a su cuenta. Contrariamente a los otros métodos de trading, a veces, deberá tener un poco de paciencia.

A diferencia de los otros métodos de trading, el dinero que usted gana con los CFD procede directamente de su agente bursátil, y del mismo modo, el dinero que usted pierde será transferido  directamente a  su agente bursátil. De hecho, el organismo de corretaje es el que se hace cargo de la compra y venta de las posiciones reales en el activo concernido. Estas sumas son dividendos, lo que evita tener  que pagar tasas específicas. Desafortunadamente, esto suprime el derecho al crédito de impuesto sobre los dividendos.

 

¿Cuáles son las ventajas de los CFD?

Las ventajas de los CFD son numerosas y permiten tanto a los principiantes como a los operadores experimentados cobrar más dinero que por mediación de la trading clásica. Entre las mayores ventajas de estos contaros, cabe destacar:

  • La posibilidad de operar una gama de activos más amplia. En efecto, ya no se trata solamente en este caso de operar con divisas, sino de acceder directamente a los otros mercados financieros y bursátiles. Por ejemplo, podrá decidir especular con algunas acciones o índices.
  • Los CFD permiten igualmente especular tanto al alza de las cotizaciones como a la baja. En el momento de la suscripción del contrato, deberá decidir el sentido de la tendencia que usted prevé acerca del índice o del activo elegido, cualesquiera que fuera.
  • Aunque los CFD exigen pasar por un intermediario, en este caso es el corredor de bolsa quien desempeña el papel de inversor en su lugar, los gastos sufragados con este tipo de contrato siguen siendo muy bajos y no representan un freno al capital que es posible ganar.

Atención: Puesto que los CFD permiten operar una amplia gama de activos inherentes a distintos mercados, los horarios de apertura de los mercados no son los del Forex. Para conocer estos horarios, debe consultar el mercado del activo que piensa operar.

 

Cómo operar las acciones bursátiles con los CFD

Lo primero que debemos hacer para operar las acciones bursátiles con los CFD es crear una cuenta de trading en línea en un broker autorizado. En esta cuenta podrá depositar un capital de inversión que le servirá para tomar posiciones en el mercado bursátil.

Los brókeres le dan acceso a un gran número de activos bursátiles, como las grandes acciones bursátiles internacionales. Gracias a ellos podrá escoger entre una amplia gama de títulos con los que especular. Una vez que haya escogido un título, bastará con tomar una posición para la compra si piensa que la cotización de la acción aumentará, o al contrario, una posición para la venta si piensa que el precio bajará.

Hecho esto, en cualquier momento podrá cerrar su posición. La diferencia entre el precio de compra y el de venta de su CFD representará su ganancia. Obviamente, en caso de que la acción no evolucione en el sentido que había previsto, esta diferencia se convierte en una pérdida.

Puede tomar posiciones de forma simultanea para diferentes acciones bursátiles y gestionar todas sus operaciones en tiempo real, o bien puede utilizar las órdenes stop para asegurar las posiciones abiertas y recuperar sus beneficios o detener sus pérdidas en el momento adecuado.

Empezar a operar los CFD para las acciones bursátiles

Inscríbase en un bróker autorizado para abrir una cuenta de trading en línea y empiece hoy mismo a operar los CFD para las acciones bursátiles. En él podrá aprovechar las numerosas ventajas y herramientas para la toma de decisiones.


*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo