Unas de las mejores plataformas de trading
  • Plus500
  • eToro
  • XM
  • AvaTrade

Cómo comprar y vender acciones bursátiles

La utilización de las acciones bursátiles, ya se trate de afectar dividendos o de especular sobre sus cotizaciones, es una práctica cada vez más generalizada ya que permite ganar dinero haciendo fructificar sus economías. Por supuesto, el riesgo de pérdida también está presente, pero, según la manera como compra y vende sus acciones, este riesgo puede disminuirse. Si se pregunta cómo comprar y vender acciones a las grandes sociedades que se cotizan directamente en línea, las siguientes explicaciones podrán interesarle.

 

Comprar acciones para convertirse en accionista:

Una gran parte de los particulares e instituciones que compran títulos bursátiles lo hacen con el fin de convertirse en accionista. Esta es la utilización más simple de las acciones y su principal objetivo.  En efecto, cuando una sociedad emite acciones, es posible ser comprador directamente en línea. 

No obstante, para las acciones ya cotizadas, es necesario para ello pasar por un intermediario que puede ser un agente en línea o un banco en línea.

Por supuesto, también es posible comprar acciones directamente a vendedores que compraron ellos mismos antes dichas acciones de la misma manera que Vd. puede revender sus acciones.

 

Comprar y vender acciones con los bancos en línea:

El sistema más sencillo para comprar y vender acciones es pasar por uno de los productos de inversión propuesto por los bancos y más concretamente por los bancos en línea. Gracias al funcionamiento 100% en línea de estos bancos, puede, muy simplemente, pasar sus órdenes de compra y venta de acciones directamente en Internet sin desplazarse.

Las ventajas de este sistema son numerosas, puesto que es su banco quien se encargará de mandar ejecutar sus órdenes y, por consiguiente,  comprar y vender sus acciones. Para beneficiarse de las acciones bursátiles de esta forma, debe suscribir un PEA, una Cuenta-título e incluso un seguro de vida, que son los principales productos bancarios de inversión bursátil.

El único inconveniente de este método se refiere a los gastos, puesto que pueden ser superiores a los que debería pagar si comprase y vendiese Vd. mismo sus acciones. Sin embargo, los gastos de estos bancos raramente exceden el 4%.

Una de las principales ventajas de los productos de inversión de los bancos es que sus compras y ventas de acciones son supervisadas por intermediarios especialistas del mercado y que de este modo Vd. puede beneficiarse de sus consejos.

 

Comprar y vender acciones con los agentes en línea:

Otro método consiste en recurrir a un agente en línea. Su funcionamiento es casi el mismo que el de los bancos en línea, con la diferencia de que no se beneficia de un seguimiento y de consejos, y también que los gastos son menos elevados, puesto que es usted quien decide solo las acciones que desea comprar o vender.

Estos agentes en línea, también llamados “agentes de bolsa”, le permiten igualmente hacer beneficios gracias a las acciones bursátiles, sin por ello tener que adquirirlas verdaderamente. Para ello, basta con  especular sobre la evolución de su cotización. Las herramientas que permiten proceder de esta manera son los CFD y las opciones binarias.

En definitiva, existen varios métodos para comprar y vender acciones en Internet. Antes de decidirse por una u otra de estas soluciones, piense en evaluar correctamente los gastos sufragados, y también su nivel de conocimiento en materia de Bolsa. En función de estos criterios, cada uno de estos dos métodos presenta ventajas diferentes. También conviene comprender el sistema de cotización de una acción para ser capaz de especular sobre este tipo de activos.

 

¿Cuándo es buena idea comprar acciones en bolsa?

Comprar acciones en bolsa es un buen método para obtener beneficios gracias a un capital de inversión. Sin embargo, no se trata de comprar cualquier título en cualquier momento. En efecto, la compra de las acciones en bolsa es, antes que nada, una decisión que debe tomarse siguiendo una estrategia. Pero entonces, ¿cuándo es mejor comprar acciones?

En lo que respecta a las acciones de capital, y para crear una cartera bursátil, es preferible comprar las acciones de las empresas que cotizan en bolsa desde hace mucho tiempo para poder conocer de antemano el potencial de cada título en cuanto a los dividendos a largo plazo. También puede escoger comprar las acciones de las empresas innovadoras que emiten sus títulos por primera vez para formar parte de su éxito, aunque esto es un poco más arriesgado.

En cuanto al trading en línea mediante los CFD, la compra de las acciones es antes que nada una cuestión de encontrar el momento adecuado. Efectivamente, desde una plataforma de trading podrá acceder a numerosos títulos bursátiles internacionales. Pero cuidado: sólo debe comprar un título si piensa que su cotización aumentará con el tiempo y a más o menos largo plazo. De esta forma podrá obtener beneficios al revender las acciones más caras de lo que las ha comprado. 
Así pues, le aconsejamos comprar acciones en bolsa en las siguientes condiciones:

  • la acción sigue una tendencia alcista fuerte y duradera;
  • un acontecimiento importante acaba de, o va a, influir en la cotización de la acción al alza;
  • los indicadores técnicos anuncian que la tendencia seguirá siendo alcista o una reversión alcista de una tendencia negativa, y
  • el sector de actividad del que proviene la acción experimenta un fuerte crecimiento.


¿Cuándo es una buena idea vender las acciones en bolsa?

Ahora nos interesaremos por los casos de venta de acciones en bolsa. Se puede hacer una venta con el objetivo de recuperar el dinero para invertirlo de nuevo o simplemente para embolsarse los beneficios si el título correspondiente ha aumentado su valor.

En efecto, si posee algunas acciones en su cartera bursátil cuyos dividendos empiezan a ser menos interesantes, podría ser sensato deshacerse de ellas para añadir otras acciones más rentables. También puede vender sus acciones para embolsarse los beneficios porque éstas han aumentado mucho el valor desde que las adquirió.

En lo que respecta a las acciones que opera con una plataforma de trading en línea, las cosas se complican un poco. Por supuesto, puede volver a vender las acciones que ha comprado, pero también vender directamente un título sin haberlo comprado nunca. Este método consiste en invertir a la baja de la cotización de estas acciones.

Los CFD ofrecen la posibilidad de invertir tanto en la compra como en la venta de las acciones en bolsa, de forma que se puede aprovechar cada oportunidad incluso cuando el mercado es bajista. Así pues, podrá vender una acción cuando:

  • su cotización sigue una tendencia bajista fuerte y duradera;
  • un acontecimiento ha tenido o tendrá lugar y hay muchas posibilidades de que conlleve un descenso o una caída de la cotización de este activo;
  • uno o varios indicadores técnicos anuncian un fuerte descenso o un cambio bajista para una acción, y
  • el sector de actividad del que proviene la acción correspondiente sufre una crisis económica importante.

 

¿Cuánto tiempo hay que conservar las acciones en una estrategia a corto plazo?

Si opera a corto plazo, o incluso a muy corto plazo, obviamente no conservará sus acciones demasiado tiempo. Una estrategia como la del Day Trading, por ejemplo, exigirá la reventa de sus lotes antes de que acabe la sesión. En ese caso concreto es sensato utilizar un efecto palanca o apostar una parte importante de su capital con el fin de generar un provecho sustancial en tan sólo unas horas. No se fije un objetivo demasiado ambicioso, pues corre el riesgo de no poder alcanzarlo a tiempo y de sufrir una corrección bajista antes de abandonar la plataforma en la que especula.

Si opera durante varios días sólo conservará sus acciones hasta alcanzar un objetivo realista de algunos puntos de alza como máximo. Piense en establecer una orden stop en el lugar adecuado para que su posición se cierre a tiempo.

 

¿Cuánto tiempo hay que conservar las acciones en una estrategia a largo plazo?

Para las estrategias más a largo plazo es necesario tener en cuenta las posibilidades de retrocesos bajistas de la cotización de sus acciones. Estos micromovimientos no deben forzar el cierre de sus posiciones antes de alcanzar su objetivo.

En efecto, tendrá que utilizar las órdenes stop y límite al mismo tiempo. Ésta última deberá establecerse lo suficientemente alejada de su cotización de apertura con el fin de que su posición siga abierta en caso de una eventual corrección. También debe pensar en disponer del capital suficiente en su cuenta de trading para poder cubrir este tipo de casos.

 

¿Cuándo hay que revender las acciones?

Aparte de conseguir el objetivo que se haya fijado, existen algunos casos particulares que le empujarán a vender sus acciones sin esperar más.

Por ejemplo, cuando la cotización de las acciones que está siguiendo pasa por debajo de un punto crítico que indica una fuerte probabilidad de descenso, es mejor no esperar y cerrar su posición para no arriesgarse a perder más dinero. Estos niveles pueden determinarse por los niveles de soporte técnico observados en los gráficos.

Del mismo modo, si sigue la actualidad económica de una empresa cuyas acciones opera, algunas publicaciones pueden generar un riesgo y a veces es preferible vender sus acciones antes de que expiren.

 

¿Cuánto cuesta la compraventa de acciones?

Una vez más, para responder a estas preguntas es esencial definir la estrategia que adoptará para comprar o vender sus acciones.

Si dispone de una cartera bursátil mediante un producto de inversión bursátil, cada inversión en la compra o venta de acciones conllevará algunos gastos, llamados "gastos de corretaje". Estos gastos pueden presentarse de diferentes formas y suponer diferentes costes en función del tipo de títulos que se intercambian (mercado español, europeo o internacional), del importe de la transacción efectuada y, por supuesto, de su intermediario. Pueden presentarse en forma de un coste fijo o de un porcentaje de la suma de la transacción. Así pues, es muy importante escoger adecuadamente su oferta de bolsa y su socio, así como consultar previamente los detalles de los gastos que se aplican a las órdenes bursátiles.

Para el trading en línea, las cosas son más sencillas y los gastos, en general, menos elevados. En efecto, en realidad no existen gastos de corretaje precisos para la venta o la compra de acciones en bolsa desde una plataforma de trading con los CFD. Por supuesto, el corredor se remunera igualmente, pero de otra manera más transparente. Para ello, aplica un spread.

Un spread corresponde a una ligera diferencia entre la cotización real de un activo y la cotización de compra o venta del mismo. Así pues, cuando se compren acciones, el precio de compra será ligeramente superior al precio real del activo correspondiente y, cuando se vendan acciones, el precio de venta será ligeramente inferior al precio real del activo.

Una vez más, estos spreads pueden variar de un bróker a otro y, en función del tipo de acciones que desee comprar o vender, puede ser interesante comparar los diferentes spreads practicados antes de abrir su cuenta en línea. Los spreads pueden también ser fijos y no variar, o variables y evolucionar en función de la situación del mercado.

 

¿Qué acciones se pueden comprar o vender en línea?

Desde hace algunos años, la oferta de los corredores de Forex en cuanto a los CFD para las acciones ha aumentado considerablemente y ahora se puede acceder a numerosos títulos desde las plataformas de trading de las que disponemos.

Por supuesto, encontrará acciones españolas, europeas e internacionales. Todas las acciones propuestas en estas plataformas forman parte de los grandes índices bursátiles internacionales y, por lo tanto, son especialmente populares, volátiles y ofrecen numerosas posibilidades de ganar dinero gracias a estrategias precisas basadas en los datos técnicos o fundamentales.

El trading de las acciones en línea

Sin necesidad de comprar o vender realmente acciones en línea, puede obtener ganancias más rápidas gracias a los CFD de los brokers Forex, que le permiten tomar posiciones alcistas o bajistas respecto a estos títulos.


*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo